BOGE Compresores, presente en la próxima edición de EMAF 2018

La 17ª Edición de EMAF – Feria Internacional de Máquinas, Equipos y Servicios para la Industria tendrá lugar del 21 al 24 de noviembre en Oporto, Portugal. Considerado el mayor evento de la industria en Portugal, dicho encuentro, permitirá a los visitantes descubrir “las tendencias más avanzadas en el mundo de la tecnología industrial”. BOGE Compresores, uno de los mayores fabricantes de compresores del mundo y líder indiscutible en el mercado alemán, acudirá como ya es habitual al destacado evento para presentar sus innovadoras soluciones de aire comprimido. Sorprenderá, entre otras de sus apuestas para el futuro, su nueva tecnología turbo de alta velocidad HST (High Speed Turbo) para aire comprimido, ahora también disponible para bajas presiones con sus nuevos modelos LPT (Low Pressure Turbo). Dicha tecnología, desarrollada integramente por ingenieros de BOGE, está revolucionando el aire comprimido exento y trae consigo una nueva generación de compresores: MAYOR EFICIENCIA CON MENOS COMPONENTES Gracias a la radical reducción del número de componentes (los compresores han reducido su tamaño a la mitad y su peso a un tercio) y al extraordinario principio constructivo que garantiza un funcionamiento con poco desgaste, los nuevos compresores turbo logran una eficiencia máxima y se obtienen unos costes de mantenimiento mínimos. La revolucionaria tecnología turbo de alta velocidad de BOGE no requiere de lubricación, ni transmisión y permite reducir el número de cojinetes. La reducción de piezas móviles lleva implícito un menor mantenimiento. Todo esto, además de proporcionar innumerables ventajas técnicas, representa una reducción de costes que repercutirá tanto en la adquisición de los equipos como en su mantenimiento. Ausencia total de aceite, no sólo en el aire comprimido (aire comprimido 100% libre de aceite, Clase 0), sino también en el sistema mecánico. Los compresores de la serie HST convencen hasta en las aplicaciones más exigentes, en las que es de vital importancia que el aire comprimido no se contamine bajo ninguna circunstancia: industria farmacéutica, industria de alimentación y bebidas, fabricación de semiconductores, talleres de pintura industriales (p. ej., cabinas de pintura donde la más mínima entrada de aceite provoca paradas)... Por último, el nuevo compresor BOGE Low Pressure Turbo LPT 150, supone un avance significativo en el sector de baja presión. Al tiempo que los costes operativos se reducen, la técnica turbo, sin mantenimiento y sin desgaste, proporciona aire comprimido estable y absolutamente exento de aceite de entre 2 y 4 bar.